Palabras Campos De Moya, Presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD), durante el Almuerzo Anual Aniversario y entrega del “Galardón al Mérito Industrial” y “Premio a la Labor Institucional”

 

Palabras Campos De Moya, Presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD), durante el Almuerzo Anual Aniversario y entrega del “Galardón al Mérito Industrial” y “Premio a la Labor Institucional”  

Martes 3 de noviembre de 2015, 12:30 p.m., Teatro La Fiesta, Hotel Jaragua

 

Un cambio de paradigmas, un cambio de mentalidad en el Sector Industrial

Para la Asociación de Industrias de la República Dominicana, y me atrevería a decir que para todo el sector empresarial, este evento se ha convertido en el más importante reconocimiento a la actividad productiva de los dominicanos, pues no sólo sirve de escenario para enaltecer a aquellas personas e instituciones que han hecho posible nuestro desarrollo industrial, sino que además se ha instituido en el escenario perfecto para realzar nuestra misión ante la sociedad y la fructífera interlocución de nuestro gremio con el Gobierno y otros actores sociales. 

Tres hombres que han dedicado su vida al desarrollo manufacturero y a la sociedad y una institución que ha venido a dar un mayor empuje a nuestro sector, son los protagonistas el día de hoy, lo que nos llena de orgullo y satisfacción. 

A través de esta actividad la AIRD ha asumido el compromiso de sembrar nuevos paradigmas en las nuevas generaciones de industriales, tomando en cuenta las experiencias vividas, pero sobre todo los cambios en las circunstancias.  

Y es que el industrial y empresario de décadas anteriores fue el fruto de circunstancias que ya no existen pero que nos han llevado a donde estamos hoy. El nuevo industrial es producto de otra coyuntura, donde son claves conceptos como la competitividad y la transparencia. 

Señoras y señores, 

Decía Winston Churchill; “El empresario no es el lobo rapaz ni la vaca para ordeñar, sino el caballo que tira del carro del desarrollo”.  

Hoy nos encontramos en un mundo interconectado, en que las exigencias sociales salen a flote inmediatamente, por lo que los industriales debemos dejar atrás los intereses sólo con fines particulares o empresariales y encontrar la forma de combinar esos intereses para generar un bien supremo de mayor impacto: el beneficio social. Pues es a la sociedad a la que le debemos nuestra expansión, crecimiento y consolidación.

Los protagonistas de este evento son un vívido ejemplo de la necesidad de tomar conciencia de que la sociedad espera que respondamos con nuestros actos; y de que debemos tener presente que esos actos tienen un impacto, del que habrá que vislumbrar sus  consecuencias.

Este planteamiento no debe interpretarse en el sentido de que los industriales dejemos de velar porque nuestras empresas sean cada vez más rentables y competitivas, pues nuestra principal misión es crear valor; tampoco de que debamos hacer actividades filantrópicas como muestra pura de mercadeo social. 

Lo que enfatizamos es que nos encontramos ante una realidad que nos mueve hacia una comunión empresa-sociedad, con el fin de establecer un balance entre los beneficios y el equilibrio económico y social.

Debemos hacer conciencia de que cada uno de los actores de la sociedad (laboral, social, político y empresarial) jugamos un rol importantísimo en el desarrollo de nuestro país, por lo que debemos mantener y enriquecer esa sinergia que nos enorgullece. 

Tenemos que trabajar unidos dando pasos sólidos para lograr los cambios estructurales que nos permitan alcanzar mayores niveles de productividad e institucionalidad y alcanzar los niveles de una Nación desarrollada. 

Es momento de que como sociedad dejemos atrás ese régimen paternalista al cual nos hemos acostumbrado, en el que esperamos que el gobierno sea quien resuelva todo y nos convirtamos realmente en coparticipes en la definición y construcción de  soluciones donde todos ganemos. 

Señor Presidente, amigos todos.

Soy un hombre de experiencia, que ha tenido la oportunidad de vivir cambios trascendentales en la economía y en las instituciones de nuestra Nación. Que ha participado en múltiples actividades productivas en las principales empresas del país y en el Gobierno, lo que me ha dejado grandes lecciones de vida y me ha convencido de que las organizaciones empresariales, como la AIRD,  se han convertido en agentes indispensables para lograr el mejoramiento y crecimiento de la sociedad a través de una interlocución y un diálogo con otros actores de la sociedad, lo cual  ha dado grandes frutos. 

Para el sector industrial, la reforma de la Ley de Competitividad e Innovación Industrial, PROINDUSTRIA y la Mesa de Seguimiento del 2do. Congreso Industrial, iniciativa del Presidente Danilo Medina, constituyen algunos de los más recientes y transcendentales frutos de esa buena interlocución, que han brindado aliento a nuestro sector. Es por esta razón, Señor Presidente, que queremos aprovechar su honrosa presencia en este evento para agradecer de manera sincera, tanto a usted como a todo su equipo de gobierno, así como a los legisladores, por el apoyo brindado para que estas valiosas iniciativas se hicieran realidad. 

Tenemos grandes retos y desafíos que enfrentar. En los últimos años  hemos realizado importantes reformas, diálogos productivos y acciones valerosas, pero debemos vigilar atentos lo que están haciendo otros países para no quedarnos atrás. La AIRD estará siempre dispuesta a enfrentar estos retos, pues los industriales dominicanos tenemos la capacidad y el carácter para crecer, para expandirnos. Nuestras empresas son espacios que transforman la vida de miles y miles de dominicanos constantemente. Competimos siendo parte de un país que busca marchar como unidad y como diversidad, en lo económico, en lo político y en lo social.

Quiero terminar esta breves palabras, dando testimonio del orgullo que sentimos todos los socios, directivos, dirigentes de la AIRD, de ser anfitriones de un evento en el que tenemos la oportunidad de reconocer la excelente labor de una institución como PROINDUSTRIA; de compartir las experiencias, inquietudes y anhelos de un industrial y ser humano tan respetado en nuestro país como Franklin Báez Brugal, quien expondrá su visión particular en el día de hoy; y galardonar a dos hermanos que, sin duda alguna, constituyen un ícono irrepetible en nuestro quehacer industrial: José Miguel y Roberto Bonetti Guerra. Tres dominicanos que todos debemos imitar.

Hoy es un día de verdadero orgullo industrial!

Muchas gracias.

 

Presentación metodología e introducción a las premiaciones Almuerzo Anual Aniversario, a cargo de Circe Almánzar, Vicepresidenta Ejecutiva AIRD

 Palabras de Circe Almánzar, Vicepresidenta Ejecutiva de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD), durante el Almuerzo Anual Aniversario Presentación “Galardón al Mérito Industrial” 

y “Premio a la Labor Institucional”  

Martes 3 de noviembre de 2015, 12:30 p.m., Teatro La Fiesta, Hotel Jaragua

 

La Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD) por segundo año consecutivo rinde honor a los esfuerzos e iniciativas excepcionales, tanto de los industriales como de las entidades que gracias a su trabajo, aportes y méritos han prestigiado y a su vez fomentado  el desarrollo de la industria nacional. Se trata del “Galardón al Mérito Industrial” y el “Premio a la Labor Institucional en Apoyo al Sector Industrial”.

De acuerdo a los estatutos reglamentarios de dichos premios, la selección anual de los ganadores es realizada siguiendo un riguroso y transparente proceso, el cual inicia a principios del segundo trimestre de cada año con una solicitud de nominaciones a las industrias y asociaciones miembros de la AIRD, la escogencia de una terna por parte del Comité Ejecutivo de la AIRD y la selección final por parte del Consejo Nacional de la premiaciones, integrado por el Ministerio de Industria y Comercio; la Dirección General de PROINDUSTRIA; el Presidente de la Comisión Permanente de Industria, Comercio y Zonas Francas del Senado de la República; el Presidente de la Comisión de Industria y Comercio de la Cámara de Diputados de la República; dos industriales, representantes de las diferentes regiones del país; un pasado presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana y un representante de la Directiva de la AIRD.

Para el Premio a la Labor Institucional en Apoyo al Sector Industrial correspondiente al año 2015, se recibieron 15 nominaciones, cuatro de instituciones privadas y 11 públicas, resultando ganador en esta categoría el Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (PROINDUSTRIA).

Su contribución al desarrollo social, los aportes innovadores tanto al sector manufacturero como a la sociedad, el apoyo y defensa de la industria nacional y proyectos y estudios realizados, así como las iniciativas formuladas durante el año 2015, fueron algunos de los criterios tomados en cuenta para su escogencia. 

En torno al Galardón al Mérito Industrial, máximo reconocimiento  otorgado por la AIRD, se recibieron este año un total de 14 nominaciones de industriales y el Consejo Nacional del premio acordó otorgarlo de manera conjunta a los hermanos José Miguel y Roberto Bonetti Guerra, en virtud de que la trayectoria profesional de ambos industriales y sus contribuciones al desarrollo del sector productivo nacional han sido realizadas de forma complementaria y coordinada, bajo un mismo grupo empresarial. 

El Consejo reconoció en los hermanos Bonetti Guerra los años de actividad en el sector, su participación en diversas instituciones gremiales y sociales, el compromiso social por el país, el desarrollo de una cultura de calidad en los productos que ofrecen a los consumidores, su empuje innovador y su destacada gerencia para expandir y construir uno de los grupos empresariales más admirados de la República Dominicana. 

La Asociación de Industrias de la República Dominicana agradece a los miembros del Consejo su esmero en la selección de ambos premios.

Para la AIRD es un privilegio y un honor reconocer de este modo a los hermanos Bonetti Guerra y a PROINDUSTRIA.

 

Palabras Ministro Gustavo Montalvo en Lanzamiento del Clúster Ron Dominicano

Es un honor estar hoy aquí con ustedes, en este lanzamiento del Clúster Dominicano del Ron.

Pocos productos dominicanos son tan característicos y valorados en el mundo entero como nuestro ron.

Su tradición artesanal, su sabor inconfundible, y ante todo, su calidad y pureza aseguran que así sea.

Tanto es así que… no es sólo que la industria del ron tenga un papel muy importante que jugar en nuestra estrategia de Marca-país.

Sino que además lo logrado por ustedes, los fabricantes de ron, debería ser la aspiración del conjunto de las industrias dominicanas.   

Porque, como dijo el Presidente Medina, debemos empezar a hablar de competitividad-país. No podemos aspirar seriamente a tener solo un par de industrias completamente desarrolladas, como islas en medio de un mar de atraso productivo. 

En ese sentido, ustedes han sido capaces de abrir un camino que otros solo ahora empiezan a seguir, y les saludo por ello. 

Sin embargo, no podemos ser complacientes. Son muchos los retos que tenemos ante nosotros, tanto para aumentar esa competitividad-país en general, como para aumentar la del sector del ron en particular.

Y aquí, de nuevo, no podemos ser islas. Debemos trabajar unidos; sector privado y Gobierno.

Debemos ante todo trabajar juntos para combatir el comercio ilícito que genera un grave daño a esta industria y al conjunto del país.

Perjudica a la sociedad, por los impuestos que se evaden.

Perjudica al consumidor que no tiene garantizada la calidad del producto que adquiere.

Perjudica al comercio pues la distribución de esos productos acarrea el riesgo de penalizaciones drásticas.

Y perjudica, por supuesto, al fabricante honrado y formal, que enfrenta una competencia desleal.

Ya durante el diálogo de la mesa de seguimiento al Segundo Congreso de la Industria Dominicana, los representantes de este sector mostraron su inquietud por los desafíos que el comercio ilícito presenta en sectores como el ron, cigarrillos, medicamentos, cemento, acero y pacas de ropa.

Para atender estas inquietudes, en octubre del 2013 se creó la Mesa Contra el Contrabando, la Falsificación y la Informalidad de Bienes.

Este es un espacio de diálogo público-privado, entre el gobierno y los industriales, porque es así como creemos que se debe trabajar, encontrando aliados; compartiendo responsabilidades.

Uniendo a todos, para buscar juntos las soluciones a los problemas de evasión, adulteración, falsificación y contrabando del sector industrial y comercial.     

Ha pasado casi un año desde entonces. Casi doce meses en los que hemos trabajado por cerrar los espacios a estas sofisticadas formas de delincuencia.            

En el sector de las bebidas alcohólicas, que es naturalmente el que más afectará al clúster que hoy presentamos,  hemos llevado a cabo una mayor fiscalización de las empresas que no cumplían sus compromisos fiscales, así como de productores que no cumplían con los controles de calidad.  

Esto lo hemos hecho en colaboración con la recién creada Procuraduría General de la Salud, conformada por 4 fiscales y un Procurador Adjunto.

Desde junio del 2014 a esta fecha se han incautados y destruidos 113, 459 litros de bebidas alcohólicas, de acuerdo a los registros de la Direccion General de Aduanas.

Un reto permanente para las autoridades es hacer cumplir las normas nacionales que regulan los procesos de fabricación y comercialización de las bebidas alcohólicas. Es preciso reducir a su máxima expresión la evasión fiscal y la informalidad, así como la adulteración que algunos inescrupulosos practican mediante la elaboración de productos alternativos con alcoholes sin controles.

Señores y señoras,

También hemos estado igualmente activos en otros sectores industriales.

Por ejemplo el del tabaco, que en los últimos 14 meses se han incautado y destruidos 48, 350, 944 unidades de cigarrillos de procedencia ilegal, los cuales no contenían las estampillas y advertencias de salud indicadas en la ley.

A pesar de estas importantes incautaciones, las autoridades tienen el encargo de seguir trabajando en la confiscación de cigarrillos falsificados y de marcas genéricas de los que no se declaran correctamente sus impuestos.

Por iniciativa de la mesa, hemos lanzado una campaña contra el contrabando, la falsificación y evasión de bebidas alcohólicas y cigarrillos.

Otro ejemplo de acciones llevadas a cabo es en  el sector del concreto, donde el Ministerio de Obras Públicas está elaborando un Plan de Trabajo para asegurar que el producto comercializado cumple con las normas de calidad que regulan la producción del hormigón.

Y por supuesto, todos conocemos las recientes acciones emprendidas por el Ministerio Público para atajar de raíz la falsificación de medicamentos en nuestro país, práctica esta que constituye un grave atentado contra la salud del pueblo dominicano. Estas acciones continuarán hasta terminar con la fabricación y el mercado ilícito de medicamentos.

Por supuesto, con estos esfuerzos hemos logrado una alianza estratégica con el comercio organizado, concientizando a los miembros de sus gremios sobre los riesgos que acarrea la comercialización de productos que no cumplen con las normas técnicas o se transan evadiendo los deberes formales.

Estos son todos grandes ejemplos de avance hacia una cultura integral de la legalidad y la transparencia.

Amigos y amigas,

Les decía que no debemos ser islas separadas, y así es. Este Clúster del Ron, al igual que la Mesa Contra el Contrabando, la Falsificación y la Informalidad son piezas fundamentales del nuevo modelo productivo dominicano. 

 

Es, desde luego, un modelo que apuesta por la calidad y por la satisfacción de las necesidades y expectativas del consumidor.

Pero también es una política de igualdad, porque implica que al adquirir un producto formal, todos los ciudadanos, independientemente de su nivel adquisitivo, estarán accediendo a unos estándares mínimos de seguridad, de sanidad y de calidad.

Y que todos los productores y el comercio estarán compitiendo en igualdad de condiciones, aportando lo justo al país en forma de impuestos y siguiendo unas reglas que son iguales para todos.

 

Muchos de ustedes han sido testigos de cómo el Presidente Medina es el mejor embajador de las empresas dominicanas en el exterior.

De cómo en todos los foros internacionales a los que ha asistido presenta una República Dominicana extrovertida, ambiciosa y eficiente.

Lo cierto es que no es difícil “vender” esta nueva idea de país, puesto que está respaldada por una realidad cada vez más sólida y cuantificable. 

Pero es mucho trabajo el que tenemos por delante aún, para que nuestro país pueda alcanzar todo su potencial productivo.

Tanto para proveer las necesidades de nuestra gente en el mercado interno como para exportar a los mercados internacionales y crear puestos de trabajo en nuestra tierra.

 

Ese es precisamente el proyecto de Danilo Medina. Y me consta que es un proyecto que comparten la mayoría de ustedes.

Hay una revolución a la espera de extenderse por nuestros sectores productivos.

Y tengo la confianza de que el sector del ron puede ser pionero en este cambio hacia una cultura de la calidad, la productividad y el estricto cumplimiento de la ley.

 

Vamos a trabajar juntos para que el sello que marca una botella como “Producida en la República Dominicana”, sea cada vez más una garantía de calidad. Pero que también sea mucho más.

 

Vamos a hacer que “Producido en la República Dominicana”, se convierta en el emblema del país moderno, próspero, productivo y justo que la República Dominicana puede ser y será.

Palabras Presidente AIRD durante el acto de lanzamiento del “Clúster del Ron Dominicano”

En un mundo interconectado, donde un instante dominicano puede ser un instante global, las industrias están obligadas para ser competitivas, a asociarse, a establecer cadenas con sus suplidores y mercados, a explorar soluciones comunes a problemas comunes. Por ello, la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) se ha trazado el objetivo de impulsar la competitividad del sector industrial dominicano, mediante conexiones entre empresas de un mismo sector, con sus suplidores, clientes y otros sectores y con instituciones gubernamentales. Esto es a través de clústeres productivos.

Read more ...

Palabras VPE AIRD en el Foro Empresas e Igualdad de Género: Inclusión, Competitividad y Desarrollo Sostenible

La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) ha planteado en reiteradas ocasiones la necesidad de la equidad en el desarrollo económico y social de la nación. De hecho, a nuestro entender el desarrollo sostenible al que aspiramos es imposible sin la igualdad de género, pues esta es un elemento fundamental sin el cual no puede hablarse de un Estado democrático y de derechos en República Dominicana.

 

Read more ...

Palabras Presidente AIRD durante encuentro industriales y comerciantes

El establecimiento de cadenas de distribución cada  vez más eficientes, enfrentar problemas que afectan a sectores diversos que forman parte de dichas cadenas y mejorar la rentabilidad de nuestras empresas, tanto manufactureras como comerciales, son elementos indispensables para garantizar servicios y productos de calidad a nuestros consumidores.

Read more ...